Añadimos palabrejas al diccionario:

 

Charamasca: nosotros lo utilizamos referido a una persona cuya opinión tiene poco crédito, de personalidad inestable, y cambiante.

Chilostra: cabeza. Se empleaba, fundamentalmente, para decir que te duele.

Chinchorrero: pendenciero, juerguista.

Chiquilicuatre: referido a personas sin mucha enjundia, tanto mental como física.

Chirlata: prácticamente, sinónimo de chiquilicuatre.

Chispero: agujerillo muy pequeño en una tela. Se supone que porque se había hecho con una chispa.

Chivitil: es para referirse a una habitación o casita muy pequeña. Es despreciativo porque es el lugar donde se recogían los chivos.

Chola: cabeza, pero en este caso se usaba en expresiones como “no me sale de la chola”.

Chorcha: mierda, cagada, generalmente de vacas o mulas.

Chuchurrío: con mal aspecto, arrugado, lacio…

Churlente: aplicado exclusivamente a la mierda cuando tiene un aspecto casi líquido.


2 Comentarios a “Con la letrita CHE”

  1. Miguel Ángel dice:

    Churlente. Se aplicaba al barro cuando jugabamos y lo dejabamos muy líquido.
    “… que no se quede tan churlente que luego se nos escapa entre los dedos!”
    Provincia de Toledo, años 1955-58

  2. admin dice:

    Efectivamente, Miguel Ángel, también yo la he usado con ese significado.

Deja un comentario