Caciquero: cotilla, que le gusta estar en todo y enterarse de todo.

Cagalindes: persona poco útil, que va y viene sin mucho provecho.

Caganíos: sinónimo del anterior.

Calamocano: estado cercano a estar borracho, pero no llega, ahora diríamos “con el puntito”

Calolo: hueso muy grande que, sin tú quererlo, te endosa el carnicero cuando le compras carne.

Candonga: persona burlona, astuta y poco trabajadora.

Cancho: grosor, sobre todo se empleaba con los pimientos.

Cangilón: cada uno de los recipientes que componían las norias que sacaban agua para regar las huertas. También se aplicaba a algo de tamaño poco armonioso.

Cantero: era el trozo de pan que se partía con facilidad con la mano. Era muy utilizado en diminutivo.

Capacho: el capacho o esportillo lo utilizaban las mujeres para ir a la compra y solía ser de cuero color negro.

Capisayo: prenda de vestir, difícil de definir, con poco estilo ni clase.

Cascarrias: restos de barro u otras cosas poco limpias que se pegaban en los zapatos o en las faldas largas de las mujeres.


Deja un comentario