De las palabras recogidas de mi pueblo, que ya no se usan, pero que es una pena, no puede haber mayor expresividad que cuando lo dices a alguien “alicáncano”…

Aceo: de sabor ácido

Acirate: nada que ver con lo que dice la RAE. En mi pueblo se refiere al alféizar de una ventana

Aforjiñando: haciendo fuerzas

Albirete: tomar decisiones sin sentido

Alcucera: cotilla

Alear: salir de una enfermedad, recuperar las fuerzas perdidas

Alicáncano: bobo, tontorrón, sin sustancia

Amitalar: dejar algo en la mitad de su tamaño

Amolarse: jorobarse, fastidiarse

Amorcar: lo que hacen los toros valiéndose de los cuernos

Andancio: enfermedad poco importante que se contagia


Deja un comentario